SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX

 

SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX

Los avances técnicos y científicos permiten cada vez intervenciones más complicadas. La medicina se tecnifica y se especializa. El año 1864 se funda la Cruz Roja. Joseph Lister empieza a utilizar fenol como desinfectante quirúrgico con muy buenos resultados y de rebote su ayudante, la enfermera Caroline Hampton, utiliza por primera vez guantes quirúrgicos para proteger su piel de los efectos corrosivos del fenol. Se inventa la jeringa para poder inyectar morfina y al cabo de unos años Heinrich Dreser crea la heroína (ironías de la vida) para evitar los efectos de drogodependencia de la morfina. Pasteur hace importantes avances en microbiología y vacunas. El matrimonio Curie descubre la radioactividad.
En este periodo se crea la titulación de cirujano dentista y los practicantes pierden un campo en el que habían trabajado hasta ese momento.
Como curiosidad enumeraré los requisitos que tenían que cumplir las aspirantes a entrar en la escuela de comadronas:
- Haber aprobado la primera enseñanza elemental.
- Tener 20 años cumplidos y ser casadas o viudas. En el caso de las casadas tenían que presentar un documento donde el marido las autorizase a trabajar.
- Certificado de buenas costumbres expedido por su párroco.
La desestructuración de las tareas de enfermería en beneficio de las de los practicantes y las comadronas hizo disminuir la calidad de la asistencia hasta llegar a casos en que estas tareas eran desempeñadas por mujeres que no sabían leer ni escribir y que no tenían ningún tipo de preparación. Las enfermeras eran relegadas a tareas de sirvienta y tenían sueldos muy inferiores a los de los enfermeros.
En los hospitales laicos el panorama era deprimente y en los religiosos un poco mejor ya que las monjas veteranas se dedicaban a formar a las nuevas.
Concepción Arenal en su reforma del sistema penitenciario y sanitario señaló la necesidad de crear escuelas para formar enfermeras como antes, pero no tubo éxito.
Nadie se dedicaba a la enfermería si podía trabajar en otra cosa.

 

Florence Nightingale nació en Florencia (Italia) el 12 de Mayo de 1820 durante un viaje de sus padres, y por eso le pusieron Florence. Su familia era inglesa de clase acomodada y le dieron una buena educación. En contra de lo que se esperaba de ella, casarse y tener hijos, se quería dedicar a la enfermería. Cosa que a su familia no le hacía ni pizca de gracia debido a la mala fama de las mujeres que se dedicaban. Le costó años de presión poder formarse como enfermera. Su paso por el Instituto de Diaconisas de Kaiserswerth (Alemania) principalmente, y por la Maison de la Providence de las Hermanas de la Caridad (París) le permitió adquirir la formación que la llevó al Hospital de Scutari, en Turquía, como superintendente de un grupo de enfermeras el 24 de Octubre de 1854.
Había formado a toda prisa 38 enfermeras dispuestas a ir a un hospital de guerra en la otra punta del mundo. Se encontró con 3.000 o 4.000 soldados heridos e ingresados en condiciones deplorables. Unos mandos militares que no estaban nada predispuestos a ser mandados por alguien que fuera civil, y menos si era una mujer. Un índice de mortalidad de 42,7% que hizo disminuir hasta el 2,2% a base de aplicar mejoras en la calidad asistencial, tanto médica como humana de los pacientes.
Se mostró como una gran administradora que con los recursos básicos organizó salas de hospitalización limpias y confortables, asistencia de enfermería adecuada, cocinas eficientes, salas de recreo y medios para distraer a los enfermos, lavandería...
Por las noches hacía rondas con una lampara para ver el estado de los pacientes más graves y por eso siempre se la representa con una lampara. Organizó distintos hospitales de la zona hasta que enfermó gravemente y tuvo que volver a Inglaterra en 1856.
Su formación en matemáticas y estadística le permitió presentar los buenos resultados obtenidos de manera gráfica y comprensible (fue precursora en la utilización de gráficos estadísticos). Publicó un libro sobre calidad y administración hospitalaria en el ejercito.
Recibió numerosos donativos de soldados y civiles agradecidos que le permiteron crear una escuela de enfermería. En un principio tuvo la oposición de los médicos que se mostraron desconfiados pero después de ver como mejoraba la calidad de la asistencia de sus pacientes se mostraron encantados.
Formó enfermeras para hospitales, domicilios y enseñanza. Y devolvió a las enfermeras la profesionalidad y reconocimiento social que hacía tantos años que habían perdido. Escribió el libro "Notas sobre enfermería" (1859) que se tradujo a distintos idiomas, y sus alumnas fueron por diversos países organizando y mejorando hospitales, y fundando escuelas de enfermería.
Murió en Agosto de 1910 en Inglaterra.

 

 

Inicio
Presentación
Prehistoria
Civilitzaciones antiguas
Edad media
Renacimiento
Siglo de oro
Ilustración
2ª mitad siglo XIX
Siglo XX
Futuro